COMPARTIENDO HISTORIAS DE VIDA DE GRANDEZA HUMANA

En esta página la doctora Martha Llanos Zuloaga, una destacada colaboradora del Observatorio Mujer de la Universidad Femenina del Sagrado Corazón (OMU – UNIFÉ) busca compartir con todos los usuarios, historias referidas a mujeres notables de esta época, que en general no solo luchan por los derechos de las mujeres y las niñas sino por mejorar muchas vidas, evitando que se propaguen injusticias que hasta hoy existen. Con ello busca rendirles homenaje a estas mujeres a la vez que nos muestra su perfil humano e investigador, amor por la infancia, la vida y la naturaleza, amor por el arte y su expresión.

“La grandeza humana tiene rostro de mujer”.

Martha Llanos (2022).

La Danza, el movimiento, el juego y la creatividad han sido el centro de mis propuestas en el campo de la educación infantil, me formé en la tradición inglesa del apego, del juego, del movimiento auténtico y aquí un tributo con las historias de vida de mis grandes maestras en este campo.

En este mes de mayo dedicado a la mujer madre, celebramos asimismo la educación inicial, son 91 años al servicio de la niñez en el Perú y el día del juego a nivel mundial que se celebra el 28 de mayo pues he escogido a dos de las maestras del movimiento y pioneras que además se enfocaron en la importancia de los primeros años de vida. Una en PERU Josefa Lora Risco y la otra también en expresión Corporal con sede en Argentina, pero pionera para América Latina Patricia Stokoe.

Empezaré por Josefa Lora más conocida como Pepita Lora a quien conocí y tuve una amistad de muchos años y quien me recomendó conocer y hacer clases con Patricia Stokoe, inglesa residente en Buenos Aires.

La pionera en Perú de la Educación basada en el movimiento y expresión corporal Josefa Lora, Pepita para los amigos nació en Chiclayo en 1926, en el seno de una familia de intelectuales con gran énfasis en el arte. Ella personalmente desde pequeña observaba a sus hermanos mayores practicar deportes en Pimentel. Es así que con el apoyo de su padre logro destacar en diversos deportes como –lanzamiento de disco, de bala, carreras, obteniendo galardones y medallas representando a su colegio. Con estas bases ingreso a la Universidad de San Marcos en 1941 y obtuvo el título de profesora de Educación Física se especializo inicialmente en el desarrollo infantil pero luego amplio sus conocimientos y practicas a lo largo de sus estudios en Europa especialmente en Suecia.

Conocí a la Maestra en una reunión durante la planificación de la Reforma Educativa yo trabajaba en el Centro de Investigaciones Educacionales y me encanto la forma como detallaba la importancia del movimiento en un desarrollo integral del niño y menciono el tema de Expresión Corporal que me atrajo mucho. Nos reunimos posteriormente y fue así que me sugirió si podría algún día conocer a Patricia Stokeo la pionera de Expresión corporal en américa Latina y así fue que posteriormente recibí clases con ella en Buenos Aires.

Con el correr del tiempo nos reencontramos en Foro Educativo donde también ella era miembro. Sentí siempre mucha afinidad con ella porque yo sentía una gran pasión por la danza.

La propuesta de Josefa Lora se basó no solo en estudios sino principalmente en la experimentación con niños y niñas de Inicial y su gran creatividad para desarrollar actividades conducentes a fortalecer un mejor desarrollo integral donde mente y cuerpo estuvieran integrados. En la educación de nuestro país el tema de movimiento no ha tenido mayor énfasis y es así que le toco un camino bastante difícil. Sin embargo, era tenaz y luchadora e inauguro en su casa su taller de Movimiento y Expresión Corporal donde no solo eran niños y niñas su mayor audiencia sino jóvenes y adultos mayores.

Publicó muchos libros y manuales. Lo más resaltante fue aquel que la Universidad Cayetano Heredia apoyo y que título Yo soy mi cuerpo. En este libro hace una exhaustiva revisión crítica de la educación, la escuela y el tratamiento que se le otorga al cuerpo, proponiendo la educación corporal como el camino más viable y auténtico para que el niño se potencie como persona, como un ser sano, fuerte y auténtico y generoso.

Propone que la educación debe orientarse a brindarle las oportunidades para que sus vivencias corporales internalizadas como comportamientos pico-socio-motores que van a ir definiendo su personalidad. Facilite el relacionarse afectiva y cognitivamente con él, mundo.

En muchos aportes a Revistas expone la evidencia de su      trabajo, propone los principios didácticos y una Estrategia metodológica que promueven el respeto a la naturaleza individual, la exploración, el autodescubrimiento y la creatividad, en los que a través de la acción.

Su meta, fue la búsqueda de una Educación Integral esto es el desarrollo de todas las capacidades del niño y la niña en forma equilibrada. Para lograrlo se basó en los actuales conocimientos provenientes de la filosofía, de las ciencias humanas y de la pedagogía, con especial énfasis, en los avances de las neurociencias.

La estrategia metodológica formulada por Josefa Lora, se denomina Tarea de movimiento y reúne la acción, el diálogo y la diagramación con el objetivo de involucrar el ser entero del niño y la niña. Mediante el actuar, el lenguaje y la representación el niño y la niña internaliza sus experiencias para convertirlas en conocimientos, sentimientos y valores.

El primer principio es el de la unidad indivisible del ser humano. Con la ejercitación física del cuerpo en busca del rendimiento, sucede la vinculación con todas las facultades humanas, emociones, sentimientos y conocimientos, así como con todo lo del mundo.

El segundo principio es el de la vivencia corporal. Desde este enfoque todo movimiento a la vez que activa el ser total del niño y la niña, lo ubica y lo contextualiza en el mundo La vivencia corporal se hace presente en el movimiento intencional experimentado.

El tercer principio es el de la contextualización se basa en que todo actuar, se cumple dentro de una situación, dentro de un medio psicosocial que le da sentido y compromete al sujeto de la acción.

Un cuarto y último principio se concretiza en la toma de conciencia. El lenguaje adquiere aquí un vital significado. El niño y la niña aprende a “darse cuenta”, a tomar conciencia de su cuerpo, de sus funciones, de su capacidad de actuar frente al mundo que lo rodea, en este interactuar consciente deja de imitar los modelos del adulto que lo someten y lo mecanizan, para ir ejercitando su autonomía, su espontaneidad, su constante descubrir el mundo.

El tema de la libertad fue el centro de nuestras reflexiones. El rol de los y las maestras y padres de familia propiciando diálogos adulto-niño y niño-niño. Se despidió en enero del 2016.

Para concluir uno de los mayores legados de la Dra. Josefina Lora Risco, mi querida Pepita, es el énfasis en que: «eduquemos para la creatividad, libertad y felicidad a partir del movimiento, formando personas armónicas y sobretodo emocionalmente inteligentes» se adelantó a la época y fue un ejemplo coherente de su grandeza humana.

Sobre el personaje: Josefa Lora (1926-2016), es considerada pionera en Educación Psicomotriz en el Perú. Fue profesora de Educación Física egresada de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos – UNMSM, en Lima – Perú. Colaboró con la formación de estudiantes de la UNIFÉ. Se especializó en la armonía de niños, niñas y adolescentes. Publicó siete libros entre los que destacan: La educación corporal, Yo soy mi cuerpo, De la vivencia corporal a la comunicación oral y escrita, Psicomotricidad hacia una educación integral.

Perú, 08 de mayo del 2022.

Basada en las orientaciones de Josefa Lora estuve en Buenos Aires y conocí a la gran Patricia Stokoe creadora de la Expresión Corporal.

«La manera de danzar que lleva el sello de cada individuo. Comparándolo con la poesía de cada poeta. Por medio de este quehacer queremos ayudar a que el cuerpo piense, se emocione, y transforme esta actividad psíquica-afectiva en movimiento, gestos, ademanes y quietudes cargados de sentido propio.» (Patricia Stokoe,​ 1987).

Patricia Stokoe (1919-1996), bailarina y pedagoga, creadora de la Expresión Corporal-Danza y de la Sensopercepción. Nació un 23 de septiembre en el Hospital Británico de Buenos Aires, Argentina, hija de padre y madre ingleses y pasó su niñez y adolescencia en la provincia de Buenos Aires.

A los 19 años su interés por el movimiento y la danza era evidente y viajó a Londres para estudiar danzas clásicas en la Royal Academia of Dance de Londres y danza moderna con Agnes De Mille. Durante la II Guerra Mundial integra la compañía de ballet Anglo-Polaca y dicta sus primeras clases en escuelas municipales de Londres, en el London Country Council Durante esta época amplía sus perspectivas con los movimientos de vanguardia que buscaban nuevas expresiones artísticas y por el concepto de danza libre iniciada por Isadora Duncan. Asimismo, desde el ángulo pedagógico aprendió las técnicas pedagógicas de conciencia corporal y del movimiento de Moshé Feldenkrais, las investigaciones de Rudolf Von Laban sobre el movimiento en el tiempo y el espacio.

Con todo este bagaje regresa a la Argentina y crea -La expresión corporal- danza que es un lenguaje corporal donde por medio de la práctica, se desarrolla la persona. Su objetivo era generar en cada estudiante la creación de su propia danza que le permitiera representarse a sí mismo y expresar a través del lenguaje corporal sus propias vivencias, ideas y emociones.

Desde 1950 su nueva forma de hacer danza, sus propuestas experiencias, se extendieron por Latinoamérica y otros países. La expresión corporal se integra como componente de la educación musical en Cuba en el año 1972.

Conocí a Patricia Stokoe en Buenos Aires una señora delgada de mirada dulce y tuve clases por espacio de dos meses, tiempo que permanecí allí, lo que más recuerdo era como teníamos sesiones completas dedicadas al reconocimiento de nuestros pies, manos, y como luego el movimiento surgía de una apreciación de nuestro cuerpo y en forma espontánea. Cada participante desarrollaba sus propios movimientos, su propia danza en una profunda expresión de emociones y sentimientos.

Siempre Patricia aclaraba que la «Danza » tiene, un lenguaje humano, pero que la Expresión Corporal tiene la particularidad. que cada persona tiene un cuerpo, y puede reclamar el derecho de encontrar y profundizar su propia danza, su sello como un ser único e irrepetible. Nos indicaba que la danza no es atributo único de las bailarinas o bailarines, sino que es un lenguaje humano en general.

Por Expresión Corporal – Danza se refería a una manera de concebir la danza. La danza de cada persona. Tu propia danza. Tu manera única, subjetiva, y emocionada de ser y estar, de sentir y decir, con y desde el propio cuerpo. Transcurridos más de medio siglo, compartirnos que Somos poetas corporales o danzautores. Este lenguaje corporal es integrador y expresa toda su riqueza interna.

Para Patricia Stokoe los elementos básicos de la Danza incluyen; cuerpo humano, movimiento, espacio, forma, tiempo (ritmo, música, palabra), el impulso, significación, acento, motivación, objetivo, relación luz–oscuridad y la relación espectador-participante.

La propuesta de Patricia Stokoe la describe y sustenta en su larga experiencia en los múltiples libros que escribió y un aspecto de mucha reflexión es la mirada Ética que la fundamenta indicando que el concepto de “cuerpo”, es el concepto de persona integrada en todas sus áreas: sentidos, emociones, imágenes, pensamientos, motricidad, motivaciones, creatividad y comunicación. Esa relación integrada comienza desde la ética hacia sí mismo. Es prioritario el conocer, aceptar y querer este cuerpo único. Esto sería el punto de partida para entrar en relación con otras personas, como en su intento de explorar sus metáforas corporales en el desarrollo de su propia danza. Solo a partir de este bienestar consigo mismo, tendrá la posibilidad de entender, respetar, y desplegar su relación con otras personas.

En el año 1972 que la conocí, acababa de regresar de Ginebra y de haber trabajado con Gerda Alexander, creadora de la Eutonía. A partir de aquellos encuentros Patricia inicia una nueva revisión y transformación en su técnica de trabajo corporal y desarrolla la llamada Sensopercepción, orientada hacia la expresión artística, técnica básica de la Expresión Corporal-Danza.

La sensopercepción, es clave en el proceso integrador que conlleva al bienestar, la serenidad, la sensación de plenitud, (que constituye la base de la práctica de expresión corporal). Ello se percibía al concluir cada sesión la vivencia de plenitud, atemporalidad y gozo cenestésico era muy profunda.

Aprender a cultivar su propia danza como instancia de placer, salud y bienestar, es alimentar la idea de valorizar todo el proceso de aprendizaje y no solo un producto o logro final. Pues el stress impuesto al cuerpo, para lucir y competir, es una actitud hacia sí mismo que poco tiene que ver con la ética y menos con la salud.

El arte de la expresión corporal es el arte de incentivar, de proponer, una enseñanza que utiliza en su metodología la propuesta verbal a partir de la cual los estudiantes elaboran sus respuestas propias.

Patricia creó una Escuela de Formación de profesores facilitadores de la Expresión Corporal. ¡Reiteraba la maestra con gran sentido de humor que, como ella venia de una familia inglesa, criada en los textos de Shakespeare, tomó la frase del Rey en “¡La Tempestad”, cuando invita a su hijo, antes de emprender un gran viaje que siempre sea fiel a sí mismo, pero seamos fieles a los sí mismos que cada uno de nosotros y nuestro país puede llegar a ser, con su historia, su memoria, sus sueños de futuro desde este, nuestro presente!

Volví años más tarde a Buenos Aires y ya había recibido algunas clases de Biodanza eran los años 88 y residía en Chile no pude volver a verla estaba de viaje, sin embargo, conocí a María Fux creadora de la Danzaterapia. Otro gran icono de la Danza.

Sobre el personaje: Patricia Stokoe (1919-1996), fue Bailarina, coreógrafa y pedagoga, creadora de la disciplina artístico-educativa Expresión Corporal en la Argentina. Pionera en su campo, fue esencialmente una artista, humanista, visionaria, pedagoga y luchadora social, con una ética a la cual nunca renunció.

Perú, 08 de mayo del 2022.

Hace unos meses un escrito de mi autoría titulado Celebrando la Vida, (8 de octubre, 2021) fue seleccionado por Cultura Miraflores para ser compartido con sus oyentes y lectores, allí describía yo mis experiencias acerca del nacimiento en general y del mío en especial. Hacía un tributo a mis experiencias con pueblos originarios, ancestrales en donde la naturaleza y la hermandad humana se ponen de acuerdo para dar la más hermosa bienvenida con cantos, agua que fluye en el rio y árboles y aves le cantan al nuevo ser.

Sintiendo gran aprecio por la maternidad y el acto sagrado de nacer les comparto esta hermosa historia de vida de Silvia Montes, peruana, de profesión Obstetra, madre de dos hijas y abuela de 4 nietos, Pionera de la Biodanza en el Perú y Creadora de una línea especial de utilización del arte de la Biodanza con mujeres gestantes y sobretodo una experiencia integral de la pareja en el proceso del desarrollo del niño o niña.

Conocí a Silvia en una época de mucho stress laboral y experimentando autoridades que ponían limites a mi creatividad, con el tiempo aprendí que toda persona pionera o innovadora en cualquier campo pasa por lo mismo. Es así que llegué a Silvia que ofrecía sesiones de Biodanza. Desde el primer encuentro sentí ese vínculo de apoyo y comprensión y la libertad más grande durante las sesiones que involucran movimiento expresivo, afectos y emociones compartidas, y es así que me convertí en una Danzarina de la Vida. De las múltiples especialidades de Biodanza me atraía mucho seguir a nuestra Profesora Silvia con Biodanza y preparación para la natalidad.

Silvia Montes nos relata que gracias al haber asistido a varios eventos internacionales de Análisis Transaccional conoció a algunos profesionales en procesos de formación, como Facilitadores de Biodanza y lo hacían directamente en Brasil con el creador de la Biodanza el Psicólogo chileno Rolando Toro. Así fue que Silvia viajó muchas veces a Brasil para formarse, trajo al maestro Toro a Perú y a partir de la década del 90 inauguró la Escuela de Formación de Biodanza del Perú, con sede en Lima.

La mayoría de los y las actuales Facilitadores/as han sido formados por Silvia. Ella con la sencillez que la caracteriza nos expresa- “Desde 1991, muchos discípulos se han convertido en profesores. La Biodanza en el Perú cuenta con 40 o 45 profesores graduados. Ahora ya existen, discípulos de mis discípulos, lo cual me llena de orgullo porque en realidad muy humildemente, puse la semillita y ahora estoy cosechando.”

Como Obstetra, comenzó a aplicar la Biodanza con las gestantes y sus parejas. Ella nos comparte “Fue una gran emoción para mi ver que, a través de la música y el movimiento conectado a la emoción, les permitía a las gestantes recuperar su espontaneidad. Esto fue deslumbrante. Ver y observar la espontaneidad de sus movimientos, así como el liberarse de la inmovilidad culturalmente establecida”.

Sin las limitaciones de movimiento, las gestantes empezaban a disfrutar un embarazo natural. Al liberarse se permitían reforzar la confianza, en sí mismas, en su naturaleza femenina, viviendo el embarazo y el parto, como una vivencia trascendente. Silvia nos brinda un profundo testimonio “… Observar a los esposos, conteniendo “maternalmente” a las gestantes es extraordinario, la afectividad fluía e irradiaba”.

Silvia ha publicado un Manual de Biodanza para la etapa prenatal y las fotos incluidas son la evidencia de este vínculo hermoso y saludable para los bebes en camino. El éxito hace que este en la cuarta edición.

Para los bebes, nadar como delfines, desplazarse en ese universo tibio, atemporal de sonidos, de música y ritmo, como es el útero materno, es una experiencia precursora singular de DANZARLE A LA VIDA.

Sobre la autora: Martha Llanos, escribe esta Historia de Vida en homenaje al día mundial del bebe por nacer (25 de marzo), la Biodanza (19 de abril) y el día de la Madre (8 de mayo).

Sobre el personaje: Silvia Montes, de profesión Obstetra, es egresada de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Profesora didacta y representante de la International Biocentric Foundation (IBF) en la aplicación de Biodanza en la Preparación Prenatal, pionera y Past Directora de la Biodanza en el Perú. Expositora a nivel nacional e internacional con talleres de Biodanza en Alemania, Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, España, Estados Unidos, Italia y Sudáfrica. Es coautora del “Manual de Biodanza para profesionales de EsSalud” y del libro “Maternidad Cultura” y del libro “Aplicación de biodanza en la preparación prenatal”.

Perú, 19 de abril del 2022.

Hice un viaje especial a Katmandú, en el año 2019 para reencontrarme con Anuradha, una persona que admiré siempre y su misión de vida es salvar niñas y niños del intenso trafico infantil en el continente asiático. Florece y hace florecer vidas…es una Jardinera Humana. Ella es también llamada la Madre Teresa de Nepal.

Esta historia se remonta al año de 1993, cuando estando en mi oficina en Katmandú, Nepal, y acabada de regresar de un extenso y difícil viaje en el país. Había verificado las dificultades especialmente de las niñas y mujeres nepalesas. La belleza de los corazones de adultos y niños me llevaron a reflexionar sobre la violencia e injusticias existentes, una pobreza mayor de la que ya conocía en el Perú y otros países, pero con montañas que me hablaban de esa fuerza de la naturaleza, sus sonrisas que hablaban de paz.

Mi secretaria anunció que había una persona que desde hacía tiempo me llamaba y que estaba esperándome. Ingresó una señora menuda con rostro soleado, tenía una mezcla de dulzura y determinación en sus ojos rasgados y su suave sonrisa, vestía sari. Venía acompañada de un joven, pensé que era su hijo, pero ella aclaró que era su asistente.

Me habló de la situación del tráfico de niños en Nepal, tema que en ese viaje había logrado que la gente se expresara abiertamente. Le escuchaba con atención y ella iba tomando fuerza y seguridad al denunciar lo que pasaba en su país y lo poco o nada que se hacía al respecto. La interrumpí para especificarle que en mi institución había un profesional encargado de esa área, y aunque en mis responsabilidades directas no se incluía este rubro. Personalmente tenía interés de escuchar las alternativas que proponía para este gran problema.

Hubo un gran silencio, juntó sus manos, hizo el típico saludo de bendición, sonrió y dijo. “Intuía que Usted me escucharía. Muchos nepaleses la han visto en las comunidades y por tal razón deseaba conocerla. En primer lugar, tengo un plan para sensibilizar a la Policía de las fronteras.”

Al escuchar esto en voz alta le dije: por favor, acaso no sabemos que la policía de fronteras, son los primeros cómplices de los traficantes de trata de personas. Ellos saben perfectamente que los famosos tíos y tías, son los que llevan a los niños con destino a los burdeles de la India ofreciéndoles con engaño una buena paga y trabajo en una familia respetable.

Precisamente, dijo Anuradha Koirala, si antes me contacto con los niños empezaré por algo significativo. Unos amigos me ofrecieron una casita y ya tengo 7 niñas salvadas y a través de sus historias estoy reconstruyendo la ruta del tráfico humano. Con ellas estoy aprendiendo mucho, los mecanismos y estrategias que están utilizando las mafias. Es por ello que una de las primeras acciones que yo quisiera hacer es una sensibilización o capacitación a la policía. Ellos conocen como Usted bien lo ha mencionado a los mediadores, gente que, con aparente bondad, aseguran que llevarán a esos niños para tener una mejor vida en hogares, donde los cuidarán y educarán. Falsedades, puesto que usted tanto como yo sabemos que serán traficados.

La Señora. Koirala y yo, compartíamos ambas, misiones de vida semejantes. Solicitó mi ayuda para realizar un primer taller de sensibilización y disponía de todos los materiales para efectuarlo. Inmediatamente me contacté con una amiga sueca con la que habíamos conversado acerca de la lentitud de los trámites burocráticos. Entre ambas financiamos este primer taller. Participé del mismo, con mi secretaria traductora y me dejó maravillada al obsevar como esta pequeña señora con dulzura y determinación, tocaba los corazones de los policías. Al concluir el evento una tercera parte de los participantes ofrecieron sumarse al proyecto. y así se inició en 1993 Maite Nepal, (Casa-Hogar) con una historia de éxitos que ha perdurado a través de los años y que sigue salvando muchos niños y especialmente niñas.

La primera navidad en NEPAL, como todos los años en cualquier país siempre la Nochebuena yo salgo a repartir muchos juguetes. En mi carrito Marutti hecho en India pude recorrer fácilmente Katmandú y los lugares aledaños. Aprendí a manejar con el timón al lado derecho, después de lograr convencer al chofer para enseñarme porque según él las mujeres en Nepal no manejaban. Era una noche helada de invierno y no había un solo niño ni adultos en la calle, por lo que mi intención de repartir regalos a los niños se vio frustrada. Llegué a la celebración del grupo hispano y fui el hazmerreír y me decían “no te has dado cuenta que estás en un país budista donde no se celebra la Navidad”.

Al día siguiente, 25 de diciembre, recibí la llamada telefónica de Anuradha, quien me dijo” Martha, mis niñas y yo queremos celebrar la Navidad contigo, sabemos que es una fecha importante para ti y estaremos muy contentas de que tú vengas a pasar la Navidad con nosotras.”

El regalo más grande y significativo me fue dado en Katmandú, Nepal, en la navidad de 1993, sentir la alegría de ver a más de veinte niñas en una casa pequeñita, jugando, cantando y disfrutando, una energía de amor y gratitud llenaba el ambiente. Y fue así como hasta el año 1996, en que pasé mi última Navidad con Anuradha y las niñas y niños, en una casa más grande, con varios voluntarios de otros países.

Con gran nostalgia dejé Katmandú, Nepal, el año 1997. La despedida con Anuradha fue en una casa más amplia y con cientos de niñas salvadas. Le dejé como regalo un porta lapiceros y un lapicero que me lo regalaron las madres de una comunidad en Cuzco para que escribiera la historia de los niños andinos. Sentí que Anuradha lo haría con los de Nepal.

Con el doble objetivo de perseguir el tráfico de personas y dar cobijo a las víctimas rescatadas, Anuradha Koirala inició su labor humanitaria en 1993. Desde entonces, su organización ha conseguido encarcelar a más de 1.200 traficantes, gracias a los puestos de vigilancia e interceptación que tienen a lo largo de las fronteras, en colaboración con la policía nepalí. El trabajo de recuperación es holístico. Muchas integrantes del personal son sobrevivientes comprometidas a ayudar a otras mujeres. Maiti Nepal brinda gratuitamente tratamiento médico, asesoría psicológica, denuncias legales formales. Hasta la fecha ha recuperado y brindado ayuda a más de 20.000 niñas y rescatado más de 50.000.

La popularidad de Anuradha en Nepal fue creciendo, llegó a liderar el Ministerio de Bienestar Social. Además, casi todos los años se encuentra en la lista de las personas más populares e influyentes de su país. Ofrece conferencias y recibe galardones por todo el planeta. En el año 2010 premiaron a Anuradha Koirala como la heroína de CNN. Ha recibido más de cuarenta premios internacionales por su trabajo de varias décadas.

Después de 22 años, nos reencontramos en el año 2019. Yo había deseado volver a Nepal, esa tierra bendita que tanto quiero y allí me esperaba Anuradha Koirala, con un complejo de edificios, escuela, hospital, talleres y albergues. Fue en diciembre del 2019 una navidad anticipada para mí por el regalo recibido, de hacerme partícipe de su extraordinaria labor.

Siempre recordaré sus palabras. Martha tú creíste en nosotros, ya sabía que tú amabas a nuestros niños y por eso fuiste la semilla de Maite NEPAL. Siempre te recordaba, y te tengo una sorpresa. Me llevó a su escritorio y allí estaba con huellas del uso y tiempo transcurridos, el porta-lapiceros de cuero peruano con varios lapiceros que escriben cada día historias de grandeza humana.

Sobre el personaje: Anuradha Koirala, es la fundadora y directora de la organización sin fines de lucro Maiti Nepal, que lucha contra la trata de personas y protege a las mujeres en Nepal. Maiti Nepal actualmente opera un hogar de rehabilitación en Katmandú, así como hogares en las ciudades fronterizas de Indo-Nepal. En 2006, Koirala recibió el premio a la valentía de la conciencia de The Peace Abbey en Massachusetts. Además, en 2010, fue galardonada como Héroe del Año por CNN, y en el 2017 recibió el premio Padma Shri por el presidente Shri Pranab Mukherjee en una Ceremonia de Investidura en Nueva Delhi.

Perú, 07 de marzo del 2022.

He pasado largos periodos de mi vida compartiendo con pueblos ancestrales. Mis primeras experiencias en el Cuzco, Perú y, posteriormente en Guatemala, México, Asia Central y África. Las imágenes memorables que vienen a mi mente son los círculos humanos reunidos alrededor del fuego, las enseñanzas en lenguaje de metáfora, los sonidos de los tambores y los cantos de agradecimiento.

En el año 2002 hubo eventos muy especiales para mí, primero la Cumbre de la Infancia con presencia de Nelson Mandela y Gracia Machel, reunión apoyada por Unicef, pero primordialmente organizada por los niños y jóvenes quienes tuvieron una activa participación. Mi rol, fue el de traductora en el grupo de trabajo de niños y jóvenes en conflictos armados y violencia. Estuve al lado de una niña quiché de Guatemala y rodeada de por lo menos 40 niños, todos con experiencias traumáticas por ser víctimas de las guerras en los cinco continentes.

Fue una experiencia que me dejó una huella profunda, al comprobar nuevamente que son los niños y especialmente las niñas, las que más sufren directamente el impacto de las guerras. Como activista de paz y especialista en desarrollo humano, me maravillaba el observar como estos niños, niñas y jóvenes habían logrado rescatar su fuerza resiliente y estar allí en Nueva York compartiendo sus experiencias y las propuestas para lo que ellos mismos llamaron “un mundo a la medida de los niños”. A world fit for children.

Ese mismo año participé en un evento histórico, ya que por primera vez las Naciones Unidas abrieron sus puertas a los pueblos originarios. (Primer Foro Mundial de Asuntos Indígenas. ONU. N.Y 2002) Tuve grandes reencuentros con personas amigas a las que no veía hacía mucho tiempo. Muy agradecida a la Comisión organizadora por haberme dado la oportunidad, a pesar de la premura de tiempo- de organizar un panel informativo reflexivo sobre la niñez indígena. Recibí el apoyo de colegas indígenas y con gran alegría, el último día de la sesión se decidió que al año siguiente 2003, el tema central seria la niñez indígena.

En esta época conocí a Donna Goodman y a través de ella pude participar en el Millonésimo Círculo. Posteriormente, Donna y Katherine Collins me invitaron a la isla de Iona para una reunión con mujeres de diversos continentes. Fue así que, viniendo de Turkmenistán, país independizado de Rusia, viajé sola a Iona, isla sagrada conocida como “la cuna del cristianismo en Escocia” Existe allí una Abadía, que conserva la atmósfera de santidad que debió reinar en la iglesia y el claustro en la Edad Media. Columba de Iona inició allí la expansión del cristianismo.

Luego de un largo periplo llegué a esta isla sagrada, donde a la única persona que yo conocía era Donna Goodman, quien me presentó a Hagit de Israel con quien yo compartiría el alojamiento. Fuimos aproximadamente 25 mujeres de diversas nacionalidades, credos, generaciones y profesiones.

Al día siguiente, llegó una señora de ascendencia asiática y me comentó que era escritora, nuestra conversación giró acerca de este tema y le conté que siempre me habían confundido con Isabel Allende. Me sorprendió que ella me dijera conocerla por muchos años. Me miró y dijo creo que tienen la misma energía. Luego se retiró y regresó al salón donde el grupo estaba ya casi completo y dijo que escribiéramos en un gran paleógrafo alguna especialidad nuestra que pudiéramos ofrecer al grupo. Soy Biodanzante y rápidamente puse Biodanza y mi nombre. Oh sorpresa, preguntó por mi nombre y qué era Biodanza, expliqué muy brevemente y dijo prepara una sesión para después de la comida. Estaba emocionada y antes de ir a seleccionar las músicas para la sesión, pregunté quién era esta señora cuya dulzura y determinación me habían impresionado y, era Jean Shinoda Bolen.

Jean Shinoda Bolen psicoanalista jungiana, autora de innumerables libros, Diosas en cada mujer y Dioses en cada hombre, El millonésimo circulo y, ahora al transcurrir 20 años de haberla conocido, tiene 10 libros más de su autoría. En Iona compartimos una visión de espiritualidad. Jean habló de su visión de tener una cumbre de mujeres ya que, desde Beijing, 1995, no había habido ninguna otra Cumbre de Mujeres. Así fue que desde el encuentro en Iona, nos hemos venido reuniendo en Nueva York para las Sesiones del Comité sobre el Status de la mujer. Jean y el grupo del Millonésimo Circulo abogaban por los derechos de las mujeres del mundo y su producción literaria totalmente vinculada a ello.

Transcurridos unos tres años luego de nuestra reunión en Iona, yo seguía en contacto con Donna y Ann Smith, ellas me motivaron para asistir a la CSW en NY. Allí en una memorable conferencia escuché a Jean Bolen presentando Las brujas no se quejan: manual de sabiduría concentrada”, enfatizando en las mujeres mayores de cincuenta años, en lugar de convertirse en mujeres invisibles y descontentas, transformen la tercera fase de sus vidas, en una etapa de esplendor, plenitud e integración personal. Los orígenes de las diosas Metis, Sophia, Hécate y Hestia ilustran como sus características intelectuales, místicas, espirituales, intuitivas o meditativas pueden inspirar a las mujeres a crear vidas significativas, aspecto importante, dado que la cultura y los prejuicios patriarcales señalan esta etapa como un proceso de deterioro.

En aquella oportunidad me di cuenta que la mayoría del circulo y encuentro en Iona estábamos entre los 50 y 60 años y para mí fue como un empuje de fuerza y solidaridad. La energía en cada circulo era muy fuerte y posteriormente, recuerdo que al encontrarnos en otra fecha en Nueva York en la reunión del CSW de las Naciones Unidas, nos regaló su libro que más me impacto Urgente mensaje de la madre tierra únanse las mujeres y salven al mundo. En esta obra Jean Bolen lanza una persuasiva llamada a las mujeres de todo el mundo para salvar el planeta, la sociedad, la economía, las estructuras familiares y, con ello, salvarnos a nosotros mismas, mediante la acción.

Este es un llamado al Sagrado Femenino que la mayoría de mujeres y algunos hombres personifican en la cultura y la conciencia humana. Jean Bolen indica “Cuando se llega a un punto de masa crítica, el balance de los sexos acaba con el patriarcado y trae la posibilidad de paz.” El libro está escrito en un lenguaje que inspira, este libro busca unificar el poder de las mujeres unidas para cambiar el mundo.

El año de 2007, tenía que estar en Lima para recibir un reconocimiento de la Universidad Femenina, ungiéndome como investigadora extraordinaria, pero en las mismas fechas estaba seleccionada para participar en un panel en la reunión de CSW en Nueva York sobre derechos de las niñas y la violencia sobre ellas. Me quedé en Nueva York.

En esta ocasión Jean Bolen comentó que no lograba detener la tala de un árbol muy cerca de su casa. En esa época, muchas de mis consultorías eran en África. Es así que la figura de Wangarai Maathai y de tantas mujeres que en sus comunidades caminaban bajo un sol ardiente para traer agua se hizo presente en mis reflexiones. Había conocido a la señora Maathai reconocida con el Premio Nobel de la Paz en el año 2004. Admiré como ella motivaba a las mujeres a sembrar árboles, decía que cada árbol es un poquito de futuro. En el año 2009 visité los sekoyan y nos reunirnos en San Francisco con algunas personas del Circulo de Iona.

En el año 2015, volví a Iona el lugar donde conocí a la Dra. Bolen y en sincronización encontré el libro Artemisa, legendaria cazadora de la mitología griega, una mujer –abandonada y expuesta a la muerte por haber nacido niña– que ejemplifica el espíritu indómito de las jóvenes valientes que se convierten en mujeres.  Jean   muestra cómo dicho arquetipo ofrece un camino para que las mujeres hagamos una exploración personal para descubrir nuestros potenciales y auténtico ser.

La Doctora Bolen, un ser extraordinario, a través de su narrativa profunda y gran identificación con arquetipos que ayudan y representa una visión de fuerza y resiliencia de las mujeres. Nos muestra el concepto de “indomable” que asoció a Artemisa. Significa que cada una es una mujer indómita. Recomienda la Dra. Bolen “aprender a estar bien con nosotras mismas, en soledad. Hacernos amigas de nosotras.”

Para este 2022, se tenía como meta la gran reunión mundial de mujeres y su pionera activista es Jean Bolen, el lugar sede propuesto fue la India, con la pandemia solo toca esperar.

Sobre el personaje: Jean Shinoda Bolen, es doctora en medicina, terapeuta y Psiquiatría, así como escritora y conferencista internacionalmente reconocida que extrae fuentes de experiencia de la espiritualidad, el feminismo, la psicología analítica, la medicina y lo personal. En los últimos años, se ha convertido en un referente de la psicología de la mujer, con su particular análisis junguiano. Sus numerosos libros son un fenómeno literario a nivel mundial: Viaje a Avalon (1998), El anillo del poder (1999), Las diosas de cada mujer (2002), Las diosas de la mujer madura (2003), Los dioses de cada hombre (2004), Las brujas no se quejan (2004), El millonésimo círculo (2004), El Tao de la psicología (2005), Mensaje urgente a las mujeres (2006), El sentido de la enfermedad (2009), Sabia como un árbol (2012), El nuevo movimiento global de las mujeres (2014), Artemisa (2015).

Perú, 07 de marzo del 2022.

Sobre la autora

Martha Llanos Zuloaga, es Doctora en Filosofía y Ciencias Sociales por la Katholiek Universiteit Nijmegen – Netherland, Magister en Ciencias Sociales por la Strathclyde University Gran Bretaña, Magíster en Administración de la Educación por la Universidad de Lima y Licenciada en Psicología por la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Traductor